Cualquier cosa que disminuya el riesgo, como la consulta, es protección contra la próstata

Durante un encuentro entre los funcionarios de salud del Servicio de Urología, se conmemoró el inicio de “Noviembre Azul”, en el Hospital Central del IPS, donde concurrimos al auditorio en el 8vo piso, para un conversatorio sobre la importancia de realizarse un chequeo o control anual prostático.

La próstata es una glándula que se encuentra debajo de la vejiga y delante del recto. El tamaño de la próstata cambia con la edad. La próstata de un joven tiene el tamaño aproximado de una nuez, sin embargo, puede ser mucho mayor con los años. Si se agranda demasiado puede causar problemas. 

Las consultas ambulatorias se llevan a cabo en planta baja la Policlínica del Hospital Central. En promedio consultan en este servicio más de 1.000 pacientes al mes, siendo la causa de próstata, la patología más común de las mismas. 

El Jefe de Urología, Dr. Pedro Ávila, inicio el conversatorio diciendo, “buscamos concientizar a que los pacientes vayan a hacerse los chequeos o los controles, podemos tener una curación, eso se ha visto en enfermedades, pero con la próstata, particularmente ese punto no se ha logrado concretar, por las acciones que tenemos para poder tomar. Tiene sus complicaciones y hace que no se haya establecido de por sí a que el hombre deba decir “sí o sí” llegar al control para que se encuentre más temprano dicha enfermedad”.

“A parte esta es una enfermedad muy particular, es una enfermedad que podemos tener en un porcentaje muy importante todos los varones en la medida que nos ponemos más viejos, o sea que tengamos no significa que precisamente tenemos que operarnos, no precisamente ahora en que su prevención es buena para algunos casos en particular ante síntomas que uno pueda tener como varón, que no sepa si es algo benigno la próstata, eso nos lleva a una consulta”, indicó Ávila.
Prevención

La prevención del cáncer en general consiste en tomar las medidas para reducir las probabilidades de enfermedad o de enfermarse por el cáncer de próstata, con esto se reduce el número de casos nuevos en un grupo o en una población y se espera que esto pueda reducir el número de muertes ocasionadas por la enfermedad.
Para prevenir el inicio del cáncer los científicos, médicos e investigadores utilizan una serie de métodos o instrumentos que les permiten analizar lo que ellos llaman factores de riesgo o factores de protección, o sea hay situaciones en donde estamos en riesgo para sufrir la enfermedad y hay otras acciones que podemos tomar nosotros que pueden protegernos o ayudarnos, a que no pasemos mal”, agregó el Urólogo Ávila. 

Cualquier cosa que aumenta el riesgo al no tener cáncer o cualquier cosa que disminuya ese riesgo es factor de protección. Algunos factores de riesgo de cáncer se pueden evitar, pero otros no, por ejemplo, sabemos bien que muchas enfermedades y el cáncer no escapa a ello; tiene que ver con la herencia que es genética traemos en la sangre y hay familias en que el padre, el abuelo ya tuvieron la enfermedad también va a tener el hijo y seguramente el nieto. 

Existen factores de protección como ejercicio regular, alimentación saludable o sea en esto consiste la prevención en ver que podemos hacer nosotros para protegernos de la enfermedad y cuales otros son los factores de riesgos que tenemos que evitar para no caer en ella”, aclaró el jefe de Urología del IPS. 

Los EEUU es el país que tiene mayor estadística y como el segundo de los casos más comunes en el hombre. Los hombres no quieren asistir a las consultas para evitar realizar el estudio ante síntomas que uno pueda tener como cuando no sepa si es algo benigno o es próstata. 

El servicio cuenta con profesionales de la salud, quienes realizan consultorio, cirugías y atienden en urgencias. 
Las consultas ambulatorias se llevan a cabo en planta baja en la Policlínica del Hospital Central. Se recuerda a sus asegurados a realizar el control anual prostático en el Servicio de Urología.