Con el control anual es posible un diagnóstico precoz y tratamiento oportuno

Cada 19 de octubre se conmemora el Día Mundial de la Lucha contra el Cáncer de Mama, fecha en que se pretende concienciar a todas las mujeres de que cuanto más precoz se realiza un diagnóstico tiene más posibilidad de erradicar la enfermedad del cuerpo con el tratamiento correspondiente, porque según la Organización Mundial de la Salud (OMS), cada 30 segundos en algún lugar del mundo se diagnóstica un cáncer de mama.

El cáncer de mama es una patología que afecta a miles de mujeres de todo el mundo, siendo inclusive, la segunda causa de muerte de estas a nivel mundial. Este año se enfatiza en el control anual.

De enero a agosto de este año se realizaron 13.206 estudios de mama solamente en el Servicio de Radiología del Hospital Central, de los cuales, 8.102 corresponden a estudios de mamografía y 5.104 estudios de ecografía mamaria.

De un tiempo a esta parte han aumentado en un promedio de 20 mil consultas a nivel anual en el Servicio de Mastología del Hospital Central del Instituto de Previsión Social que han permitido a su vez aumentar las detecciones de las lesiones malignas y los tratamientos respectivos determinados para cada paciente.

Hay un incremento anual de cerca de 350 consultas nuevas que son diagnosticadas y, que sumada a la tecnología de primer nivel con que cuenta el IPS, permiten realizar los estudios respectivos para su diagnóstico y determinación del tratamiento a seguir, siendo el estudio más eficaz para el efecto la mamografía.

De ese volumen de 375 nuevas consultas el 1% corresponde a hombres. Se realizan en promedio por año 50 cirugías reconstructivas por cáncer de mamas, además, de otras cirugías que no tienen relación con el cáncer y que son patologías de carácter benigno.

El 90% de los casos diagnosticados en el Servicio de Mastología del Hospital Central se deben a casos esporádicos y solo el promedio del 5% al 10% por factores hereditarios por la alteración de los genes. 

La edad que más refiere padecer de esta patología ronda los 40 a 50 años y son en su mayoría procedentes de Asunción y Gran Asunción.

Si bien la población ha tomado mayor conciencia en la prevención, la posibilidad de disponer de un servicio, abocado al tratamiento de las mamas con especialistas ha permitido que los pacientes lleguen a las consultas con estadios iniciales y lesiones pequeñas que años anteriores. Eso permite ganar tiempo con el tratamiento más adecuado indicado a cada paciente teniendo en cuenta el tipo de cáncer que presente.

En cuanto a la mortalidad por cáncer de mamas se ha reducido teniendo en cuenta la detección precoz y las medicaciones de primera línea empleadas en los tratamientos que están dando resultados favorables.

El estudio que permite la detección es la mamografía, el mismo consiste en la localización de pequeños tumores que por su tamaño resulta imposible detectarlo por palpación. 

Es por eso por lo que se pide especialmente a las mujeres el diagnóstico profesional para que el tumor no se extienda ni evolucione y permita la curación de casi el 90 por ciento de los casos. A parte del estudio médico es necesario también que las mujeres aprendan a explorarse los senos para ser capaces de descubrir cualquier protuberancia anormal que indique la necesidad de un tratamiento adecuado. La relación médico-paciente continúa siendo indispensable para la información, detección oportuna y tratamiento.