Octubre, mes de concienciación de las enfermedades reumáticas

Octubre, mes de concienciación de las enfermedades reumáticas

Octubre es reconocido como el mes de las enfermedades reumáticas, como la artritis reumatoidea y la osteoporosis.

Tiene el objetivo de crear conciencia sobre las enfermedades reumáticas y del aparato locomotor y animar a las personas que las padecen, sus cuidadores, familias y público en general, a aprovechar cada oportunidad para tomar medidas y hacer una diferencia en la calidad de vida de estas personas.

El Servicio de Reumatología ubicado en nuevo Centro de Atención Ambulatoria del Hospital Central del Instituto de Previsión Social tiene en promedio 3.000 pacientes atendidos por mes.

Los casos más comunes que se ven dentro del Servicio de Reumatología son artritis reumatoide en adultos y niños, artrosis, osteoporosis y colagenopatías. Los horarios de atención se dan en los turnos mañana, siesta, tarde y noche de lunes a viernes y los sábados en los turnos mañana y siesta.

En nuestro país un 25% de la población tiene problemas reumáticos que pueden ser tratados y controlados si se detectan precozmente. La artrosis reumatoide es la enfermedad reumática más común afectando a unas 70.000 personas a nivel nacional.

La artritis reumatoidea es una de las enfermedades más emblemáticas dentro de las enfermedades reumáticas porque tiene una frecuencia muy alta a nivel mundial que viene a ser el 0,5% a 1% de la población económicamente activa y generalmente afecta más a las mujeres que a los varones en una prevalencia de 6 a 1 siendo el sistema hormonal el factor de riesgo.

Una de las maneras de manifestarse es durante el embarazo, si bien mejoran los dolores articulares pero empeoran en el puerperio cuando tienen que amamantar al bebé y por el dolor generalizado que tiene le impide hacer un buen amamantamiento y ese suele ser el mayor motivo de consulta de la paciente joven que en un momento de su vida empieza a tener una enfermedad crónica, lo cual, luego afecta a su adaptación laboral, relaciones familiares que hacen que esta enfermedad sea progresiva, deformante que afecta fundamentalmente a las manos las pequeñas articulaciones, las caderas, las rodillas, y si llega a su evolución general a una discapacidad permanente.

Actualmente, con toda la tecnología y medicina molecular se tiene el pronóstico de sobrevida y la calidad de vida de la artritis reumatoidea ha cambiado totalmente en la última década y en ese aspecto el Instituto de previsión Social ofrece el tratamiento de primer nivel por lo que el paciente no debe ir a ningún otro país a tratarse de la enfermedad porque aquí contamos con el nivel profesional, farmacológica y de equipos biomédicos para los estudios de diagnósticos. Quienes realizan en tiempo y forma el tratamiento adecuado se reinsertan a sus actividades laborales normales.

Cualquier paciente con dolor, inflamación en las articulaciones debe acudir al médico especialista. Estos pacientes son evaluados y llevan un seguimiento médico de manera bien sistemática y se logra un mejor control de la enfermedad logrando la remisión de esta.