“Día Mundial de la Trombosis”: la trombosis es prevenible, conoce un poco sobre esta enfermedad

“Día Mundial de la Trombosis”: la trombosis es prevenible, conoce un poco sobre esta enfermedad

La Enfermedad Tromboembólica Venosa (ETEV) comprende la Trombosis Venosa Profunda (TVP) y la Embolia Pulmonar (EP).

Se trata de una enfermedad de enorme relevancia ya que constituye la primera causa de muerte en el paciente hospitalizado prevenible. Determina el 5 a 10% de las causas de muerte hospitalaria.

Por otra parte, constituye la tercera causa de muerte cardiovascular siguiendo al Infarto Agudo de Miocardio y al Stroke o Accidente Cerebro Vascular.

Los Hematólogos del Grupo de Hemostasia y Trombosis del Servicio de Hematología del Hospital Central del Instituto de Previsión Social responden las preguntas más frecuentes que tienen los pacientes.

1. Si estoy embarazada, ¿tengo un riesgo más alto de trombosis?
Una mujer embarazada tiene entre tres y seis veces más riesgo de presentar trombosis que una mujer no embarazada.
El riesgo se produce durante todo el embarazo, e incluso, en las primeras semanas después del parto.
Las causas principales son los cambios hormonales producidos en el embarazo que aumentan la actividad pro-coagulante de la sangre, además existen factores mecánicos como la compresión que el útero con el feto hace sobre las venas, dificultando el retorno venoso y facilitando la aparición de trombos en las piernas.
El riesgo aumenta si al embarazo se suman obesidad, diabetes, hipertensión y reposo prolongado.

2. ¿Cuál es el síntoma más común de la trombosis?
El síntoma más común de trombosis es el edema o hinchazón de una pierna, que se instala de forma rápida, a este síntoma puede acompañarle una sensación de dolor y a veces ligero enrojecimiento del miembro afectado.

3. ¿A qué rango de edad afecta más frecuentemente la trombosis?
Las trombosis, sobre todo de los miembros inferiores, si bien se pueden dar a cualquier edad, son muy raros en menores de 18 años,  son más frecuentes en individuos adultos, sobre todo en las personas de edad avanzada mayores a 65 años.

4. ¿Cuál es el tratamiento ante una trombosis?
El tratamiento para la trombosis, debe comenzarse inmediatamente administrándose medicación anticoagulante.
Se utiliza inicialmente una medicación inyectable que es la heparina de bajo peso molecular durante los primeros días y luego se pasa al anticoagulante oral (acenocumarol o warfarina). Esta medicación requiere ciertos cuidados en cuanto a la alimentación, horario de la toma, precauciones con la toma de otros medicamentos y se requiere control con un análisis de laboratorio periódicamente (TP e INR).
Existen otros anticoagulantes orales más nuevos, de acción directa, que no requieren del control laboratorial periódico, pero son más costosos.

5. ¿Qué debo hacer para evitar una trombosis luego de una cirugía que requiera larga recuperación? 
Las cirugías de más de 30 minutos de duración y que son torácicas, abdominales, cardiacas, traumatológicas y oncológicas son las de mayor riesgo. Este riesgo es mayor en las primeras 48 horas hasta la primera semana. Por lo cual es importante la evaluación del médico para estimar el riesgo e indicar el tratamiento preventivo más adecuado.
En las primeras horas y días después de la cirugía puede que sea necesaria la indicación de heparina de bajo peso molecular en dosis profiláctica (preventiva), además de la recomendación de iniciar precozmente, siempre que sea posible la movilización (mover las piernas en la cama, dar los primeros pasos).

Al alta se deben seguir con las medidas de precaución de acuerdo al riesgo:
1- Mantenerse bien hidratado.
2- Evitar estar inmóvil totalmente por mucho tiempo.
3- Realizar ejercicios: movilizar frecuentemente las piernas flexionando y extendiendo los músculos, mover tobillos y dedos.
4- Mantener elevadas las piernas.
5- A veces se pueden indicar medias elásticas hasta que se pueda retornar a la movilidad normal (usualmente 10 a 20 días).

6. ¿Cómo prevenir la trombosis en un viaje largo?
En pacientes predispuestos, existe mayor riesgo de trombosis en viajes prolongados en los cuales se permanece inmóvil por mucho tiempo. Esto se conoce como síndrome de la clase turista, haciendo alusión a los viajes en avión, sin embargo también puede darse en viajes terrestres.
Para prevenirlo es importante:
• Evitar el uso de ropa muy ajustada.
• Mantenerse bien hidratado.
• Caminar por lo menos por 5 minutos cada 2 horas.
• Realizar ejercicios en el asiento: flexión y extensión de las piernas para mejorar la circulación, además de mover los tobillos y dedos.
 
7. ¿Cuáles son los factores o situaciones de riesgo para presentar trombosis?
La trombosis se produce en 1 persona cada 1000 habitantes por año. Siendo más frecuente en sexo masculino y edad avanzada.

Entre los factores de riesgo más importantes se encuentran:
• Cirugía mayor reciente.
• Cáncer.
• Obesidad.
• Traumatismos y/o fracturas de miembros inferiores.
• Reposo por tiempo prolongado.
• Embarazo y postparto.
• Anticonceptivos orales y terapia de reemplazo hormonal.
• Antecedentes personales o familiares de trombosis.
• Infecciones agudas (como el COVID-19).