Un Trabajador Social del IPS tiene como labor solucionar y revertir situaciones difíciles

Un Trabajador Social del IPS tiene como labor solucionar y revertir situaciones difíciles

Cada 19 de julio en Paraguay se conmemora el día de los trabajadores sociales, profesionales que realizan un trabajo de apoyo y empatía y son conocedores, de primera mano, de la realidad social.
Ellos impulsan soluciones locales desde un enfoque de desarrollo social y entornos sostenibles y en este día brindamos un reconocimiento especial destacando el trabajo que realizan en la sociedad. 
Los trabajadores sociales buscan revertir situaciones difíciles, dando alternativas de solución, utilizando recursos como la comunidad, las instituciones u organizaciones, así como los conocimientos y habilidades profesionales.
El Instituto de Previsión Social cuenta con el Departamento de Servicio Social que se sub-divide en la sección Asistencia Social, la sección de Servicio Social y Bienestar del personal   dependiente de la Gerencia de Salud. 
Tienen en las secciones varios profesionales, que se encuentran cumpliendo sus funciones en varios servicios con calidad y un sentido de humanidad en bien de los asegurados. Los clientes internos, es decir los funcionarios, son quienes acuden a buscar alguna ayuda u orientación ante los conflictos que se les presenta.
El servicio tiene espacio por ganar todavía en el IPS como Departamento de Servicio Social, actualmente cuenta con Oficinas en el Hospital Central y en el Edificio Boquerón, con la visión de ir descentralizando las funciones y extendiéndose a las periféricas, donde se puede aportar un grano de arena para los asegurados. Y también, Bienestar del Personal para ir creciendo y poder llegar a muchos más funcionarios que necesitan: Recordemos que cuidar bien de la salud mental de los funcionarios es ofrecer cada día una mejor atención a los asegurados.
La Lic. María Mercedes Ocampos, Jefa de Dpto. Servicio Social expresó: “Mi reconocimiento al trabajo realizado por mis colegas de todas las dependencias del IPS, son tiempos difíciles pero nos pusimos en la trinchera, sin descansar un solo día. Perdimos colegas, familiares y amigos pero nada nos detuvo. Ruego a Dios nos de Salud, Fortaleza y Perseverancia para poder servir al compañero y al asegurado con todas las herramientas y atribuciones que nos permita el ejercicio de la profesión desde el IPS. A las autoridades del IPS, Muchas Gracias por el apoyo de siempre Dios les Bendiga”, culminó.