EL 10% de los nacimientos en IPS son bebes prematuros 

EL 10% de los nacimientos en IPS son bebes prematuros 

El Servicio de Neonatología del Hospital Central del Instituto de Previsión Social, este año sorteo muchos desafíos, tuvimos víctimas pero sobre todo grandes victorias; y esto gracias a los pequeños luchadores, que son los grandes protagonistas del presente. Estos vencedores acompañados por sus valiosos y valientes padres, con gran adversidad de sus pequeños niños sacrifican horas de descanso día a día, todo por verlos con vida.

Este año la semana del Niño Prematuro tiene el lema: “Mi familia, mi nido, su participación, mi derecho”.En el IPS se registra 8.000 nacimientos al año, de los cuales un 10% son bebés prematuros. Este registro era más elevado, figurando un 12% pero mediante el arduo trabajo multidisciplinario de los médicos y enfermeros logramos una disminución del número de nacimientos prematuros.  

La Dra. Dina Carrera, Jefa del Servicio de Neonatología en el Hospital Central, expresa que  “los partos prematuros se pueden dar por muchas causas, entre ellas, las mujeres embarazadas no realizan un buen control prenatal, siendo esta la causa fundamental; además las mujeres en su mayoría durante el embarazo sufren mucho estrés, exceso de trabajo, no se toman el descanso necesario, mala alimentación, la gestación se da a temprana edad o en mujeres de mucha edad. Además, las mujeres presentan problemas de salud como, diabetes, cardiopatía y nefropatía, también el parto prematuro se da en embarazos múltiples”.  

Neonatología

El Servicio cuenta con unas 75 camas: 22 en la sala de terapia intensiva y otras 39 en la sala de terapia intermedia; y otras 8 camas más en la Sala de “Upa Lala” o Sala de Apego.

Durante la Pandemia del Covid-19, los médicos, enfermeras y funcionarios, trabajaron continuamente para seguir asegurando la Lactancia materna y el Apego de los pequeños héroes prematuros.

En el servicio tratamos que las madres logren un control cercano y efectivo de su embarazo, para que el mismo llegue a un feliz término, con esa misma pasión y ese mismo amor se cuida a los pequeños héroes prematuros, quienes están internados. 

Estos chiquitos día a día enseñan a creer más en Dios, a decir "si se puede", a luchar hasta el final para lograr la victoria. Son campeones, son nuestros héroes, son quienes nos enseñan a valorar día a día la vida.