“Día Mundial de la Trombosis”, una  enfermedad creciente y apremiante

“Día Mundial de la Trombosis”, una  enfermedad creciente y apremiante

El Día Mundial de la Trombosis, se conmemora cada 13 de octubre, día elegido en homenaje al nacimiento del pionero que estudio esta enfermedad, el médico Rudolf Virchow. 

Podemos decir que la “Trombosis” se presenta como una formación de coágulo en la circulación -en venas o en arterias-, por ello el objetivo de la campaña mundial es “hacer visible y conocida esta patología para generar conciencia sobre la trombosis, como también sus causas, factores de riesgo, signos o síntomas; la prevención y el tratamiento adecuado”. 
A largo plazo, se busca disminuir la muerte y discapacidad ocasionadas por esta afección. 

Actualmente es un problema de salud creciente y apremiante 1 de cada 4 personas en todo el mundo muere de enfermedades causadas por la trombosis. 

Sólo como ejemplo, en los Estados Unidos aproximadamente unas 900.000 personas tienen trombosis cada año; alrededor de 100.000 de esas personas mueren, lo que es mayor al número de personas que pierden la vida cada año a causa de otras enfermedades como: el Sida, el Cáncer de mama y los accidentes automovilísticos combinados. 

Embolia

Pueden presentarse en cualquier vena o arteria del cuerpo, como en las arterias del corazón por ejemplo. El coágulo (trombo) puede dificultar o bloquear el paso de la sangre a los tejidos, produciendo en algunos casos el Infarto Agudo de Miocardio, el ACV Isquémico, así también la trombo puede expandirse a otro órgano, estén es el fenómeno conocido como Embolia. 

Riesgos

Existen varios factores de riesgos que predisponen a la “Trombosis” como: heredar un trastorno genético de la coagulación, antecedentes personales o familiares de trombosis, reposo prolongado, lesiones, cirugías, embarazo, píldoras anticonceptivas, terapia de reemplazo hormonal. Además, sobrepeso u obesidad, tabaquismo, cáncer, edad avanzada, hipertensión arterial, diabetes Mellitus, insuficiencia cardíaca, enfermedades inflamatorias o infecciosas; permanecer sentado durante períodos prolongados, como en viajes prolongados.

El cuadro clínico relacionado a la trombosis venosa profunda, se caracteriza por hinchazón de la pierna afectada, dolor, enrojecimiento, sensación de calambre, como también puede presentarse sin síntomas muy llamativos. Una de las temidas complicaciones es la Embolia Pulmonar que se presenta con dificultad respiratoria repentina, dolor de pecho, mareos o desmayo, pulso acelerado o tos con expectoración sanguinolenta. 

Prevención

Existen medidas preventivas como tener un estilo de vida saludable, realizar actividad física, evitar permanecer inmóvil por mucho tiempo excepto que exista una condición que impida moverse o indicación médica de reposo absoluto.