Servicio de obstetricia del IPS garantiza atención y parto seguro a las embarazadas

Desde que inicio la pandemia, existen muchas dudas y desconcierto por parte de las mujeres en etapa de gestación, que no saben cómo acudir a sus controles prenatales, que se preguntan cómo hacer si ocurre una urgencia, si es seguro acudir a los hospitales, ronda ese temor de ir a dar a luz a y estar expuestas al contagio del COVID-19, entre otras preocupaciones.

Por tanto la Dra. Zully Adorno, del Servicio de Obstetricia del Hospital Central del IPS, nos explica en este material datos importantes para las futuras mamás. 

Cuando entró en vigencia el estado de emergencia y el aislamiento social obligatorio, en el Servicio de Obstetricia, se cambió el protocolo de atención para los controles prenatales, la Dra. Adorno comenta que se sigue atendiendo a todas las futuras mamás. "Anteriormente una paciente embarazada tenía consultas mensuales, una consulta prenatal por mes, hasta llegar a las 32 o 33 semanas cuando ya se iba haciendo más frecuentes las consultas, dependiendo de cada gestante, por ejemplo embarazadas de alto riesgo, cada mujer es un caso es especial" explica. 

Actualmente, se redujeron las consultas a cuatro, aclarando siempre si las embarazada no presenta ninguna complicación, cada médico tratante determina esto en consultorio. La primera consulta idealmente debe ser antes de las 12 semanas, la segunda entre las 22 y las 26 semanas, la tercera consulta entre la 32 y 34 semanas y la última consulta en el término de la gestación. 

Telemedicina 

La Dra. Adorno, comentó que, "durante la pandemia se puso en funcionamiento la telemedicina, las pacientes llaman al Call Center del IPS y comentan que están embarazadas y que necesitan la atención de un médico, son agendadas para la consulta telefónica, el médico les devuelve la llamada y si es necesario se le carga medicamento, un familiar puede pasar a retirar con la cédula de la paciente, resguardando siempre a las futuras mamás". Aproximadamente desde que inició la pandemia se atendió a 100 mamas siguiendo este protocolo. 

Embarazo y cuadros respiratorios 

Si una paciente es sospechosa o presenta cuadro respiratorio, el Servicio de Obstetricia del Hospital Central del IPS, cuenta con un consultorio separado, aislado y preparado para atender, lugar donde los médicos evalúan el caso y dependiendo del diagnóstico, se deriva al Hospital de Ingavi, donde la paciente es recibida por un equipo de obstetricia. 

De momento no se trató ningún caso sospechoso, ni con cuadros respiratorios. 

Según datos de la OMS el parto y COVID-19 todavía no hay suficiente evidencia de que una mujer embarazada puede transmitir el virus que causa COVID-19 a su feto o bebé durante el embarazo o el parto. Por ahora, no se ha detectado al virus en muestras de líquido amniótico o leche materna, si se sospecha o se ha podido confirmar que la embarazada tiene el COVID-19, los trabajadores de la salud deben tomar todas las precauciones para reducir su riesgo de infección y el de terceros en la atención del parto. 

Todas las mujeres embarazadas, incluso cuando se sospeche o se haya confirmado que tienen COVID-19 deben recibir atención de alta calidad antes, durante y después del parto. Esto incluye atención de salud prenatal, neonatal, postnatal y mental. La OMS no aconseja que las embarazadas con COVID-19 sean sometidas a cesáreas. El tipo de parto debe determinarse de modo personalizado y de acuerdo con las preferencias de la mujer y las indicaciones obstétricas.

IPS está atendiendo a todas las pacientes, brindándoles un servicio de calidad, y la Dra. Adorno afirmó que no descendió la cantidad de nacimientos que va aproximadamente de 25 a 30 por día. Concluyó expresando, "pedimos a las embarazadas y familiares a extremar los cuidados, está permitido solo un familiar acompañante por paciente, con tapaboca y siguiendo todos las normas de higiene".